// estás leyendo...

Actualidad

Bayrou, Sarkozy, Hollande, Le Pen, Mélenchon, Arthaud: una jornada de mítines.

A una semana de la primera ronda de las elecciones presidenciales francesas, la mayoría de los candidatos celebraron sus mítines el pasado domingo, 15 de abril. Los dos favoritos, Nicolas Sarkozy, y François Hollande, han querido hacer una demostración de fuerza, al igual que Jean-Luc Melenchon el día anterior, en Marsella. Bayrou desde Marsella, ante un millar de personas, se mofaba de “las monumentales reuniones de París”, convocadas para demostrar su impresionante fuerza.

Tabla comparativa con la intención de voto de los francenses en primera y segunda vuelta.

Presidenciales 2012 : Progresion de Hollande y Sarkozy

Nicolas Sarkozy, la Place de la Concorde en París.

Nicolas Sarkozy place de la Concorde à Paris

Ante decenas de miles de personas (más de 100.000, según la UMP), Nicolas Sarkozy, convocó a la “mayoría silenciosa” parademostrar que las encuestas mienten -todas le dan como perdedor en la segunda vuelta, contra François Hollande- para reelegirlo.  ”Pueblo de Francia,no tengas miedo, que no van a ganar si decides que quieres ganar”, dijo a sus seguidores.

En su discurso, el candidato de la UMP también evocó a Europa y el papel del Banco Central Europeo (BCE),sobre el  que “quiere abrir el debate” si es reelegido como Presidente de la República. “Si el Banco Central no apoya el crecimiento, no tendremos crecimiento suficiente“, insistió,refiriéndose a los “límites de las reglas fijadas [del BCE] en el Tratado de Maastrich

François Hollande en Vincennes

François Hollande à Vincennes

Según el equipo de François Hollande, más de 100 000 personas se juntaron en Vincennnes para escuchar y apoyar al candidato socialista. Su objetivo era despertar la emoción luchando contra el exceso de confianza, elevar el calor sin dejar creer en que el partido está ganando.

Citando a Mitterrand, Hollande dijo que “iba a ser fuerte en la primera vuelta para impulsar el cambio“. Llamó a los  votantes a “no refugiarse en los votos sin futuro“, refiriéndose a Jean-Luc Melenchon , al que no nombró. Y sobre todo,  el candidato del PS instó a los ciudadanos a acudir a las urnas. “Hasta el final, buscaré a todos los votantes para rsacarlos de su aislamiento y su retiro”, prometió. Un compromiso a través de una llamada a militantes y simpatizantes, convocados a contribuir a este “levantamiento popular” que espera le sea favorable.

François Bayrou en Marsella

François Bayrou à Marseille

“Hoy hay, en París, mítines que pretenden ser monumentales, realizados para proporcionar imágenes impresionantes”, abrió el  François Bayrou ante un millar de personas reunidas en la sala del “Silo” de Marsella. “No es la dimensión de las multitudes que asisten a los mítines lo que mide la verdad del discurso que en ellos se mantiene”

El candidato del MoDem acusó a sus dos principales rivales de “mentir juntos, en un entendimiento implícito”: “Nicolas Sarkozy no quiere que nos fijemos en su balance y Francois Hollande, ha elegido multiplicar la retórica de campaña”, denunció.“Bueno, soy candidato ante los franceses para que de una vez por todas las mentiras sean separadas, para que el pueblo francés no se despierte el 7 de mayo con resaca. Somos, en esta elección, el partido de la verdad, el partido de la voluntad”, insistió.

Jean-Luc Mélenchon en Pau

Jean-Luc Mélenchon à Pau

Al día siguiente de un gran encuentro, que reunió a decenas de miles de personas (120.000 según el Frente de Izquierda) en Marsella, Jean-Luc Melenchon bajo la lluvia de Pau, ante unas  6.000 personas.“Hemos creado un estilo totalmente nuevo de hacer campaña, renovando los mítines con nuestras grandes  reuniones al aire libre” dijo el candidato del  de Frente de Izquierda.“Ví que fuimos imitados progresivamente, pero nunca igualados” dijo en referencia a las  reuniones dominicales organizadas por Nicolas Sarkozy y Francois Hollande.

“Esta semana va a contar tanto como un mes”, dijo a los periodistas.“El tiempo se contrae en los últimos días y es aún más cierto en esta campaña”, aseguró Mélenchon, diciendo: “grandes movimientos de decisión tendrán lugar una semana antes de la votación, mientras que la derecha se desenrosca”.

Marine Le Pen en Hénin-Beaumont

Marine Le Pen à Hénin-Beaumont

Marine Le Pen estaba el domingo, 15 de abril en una reunión pública en Henin-Beaumont (Pas-de-Calais) Tema: El parlamento de los invisibles “Mientras Francois Hollande, y Nicolas Sarkozy reunían al mismo tiempo a 100.000 personas cada uno – según las estimaciones de cada parte -en París, eran cerca de 2000 las que se amontonaban en el espacio-François Mitterrand (paradojas del destino) para escuchar a Marine Le Pen responder a las preguntas seleccionadas de antemano de entre las 8000 publicadas por los internautas en la página de la candidata.

Ella, como de costumbre, se lanzó contra los candidatos de PS y UMP. “Tanto uno como el otro (…) quieren al centrista  más blando del planeta como primer ministro: François Bayrou, el insumergible”, se burló Le Pen. “Esta fue la campaña de las posturas extremas, como Hollande, que tenía miedo de mover un dedo por temor a caer en las arenas movedizas de las encuestas. O como Sarkozy, que tomó medidas vacías, cuando tenía diez años de responsabilidad en la seguridad. Diez años es mucho, ¿eh?”  bromeó de nuevoLe Pen.

Nathalie Arthaud en el Zenith de París.

Nathalie Arthaud au Zénith de Paris

Ante 4000 personas -la capacidad máxima de la sala- la candidata de Lucha obrera, Nathalie Arthaud,explicó que “votar por su candidatura, será expresar que si las elecciones no  pueden cambiar la vida, las luchas colectivas si tienen esa capacidad”. Recordó las grandes líneas de su programa, incluyendo la toma de control de la economía mediante la “expropiación de los banqueros, porque son los bancos los que controlan toda la economía. Tomar los bancos, es decidir sobre el uso del capital es orientarloshacis inversiones útiles para la sociedad”, explicó.

Arthaud se erigió como ”verdadera candidata comunista” y atacó al candidato socialista: “Si los trabajadores tienen toda la razón para odiar a Nicolas Sarkozy, no tienen ninguna, pero realmente ninguna, para confiar, en  Francois Hollande”, dijo.También atacó a Jean-Luc Melenchon, quien “tuvo éxito en reanudar la función que el Partido Comunista ha llenado durante tanto tiempo, la  de regogida de votos para el Partido Socialista”. Según ella, ,“el resultado de  Mélenchon no influirá en la política de Hollande, no más que el de Marchais ha influido en el de Mitterrand en 1981″, explicó.

Le Monde.fr
Une journée de meetings

Sigue las presidenciales francesas

Discussion

No comments yet.

Post a comment

ePocketGuide

My Pinterest …

  • Ex Libris of Fanny N
  • Street Art Utopia “E
  • Andy Warhol and Salv
  • Greg Gossel mixed me
  • 'Elvis Had A Twin' b
Follow Me on Pinterest
%d personas les gusta esto: