Desde aquí también nos unimos al movimiento porque este se demuentra andando.

(Por su interés, reproduzco esta entrada tomada de X.net y desde el blog de Enrique Dans)

En lo que se ha quedado la ley Sinde-Wert es antes que nada una gran victoria de la sociedad civil.

Una ley que se quería aprobar a escondidas, arrasando con la esencia misma de Internet, se aprueba tras dos años de intentos en vísperas de Nochevieja, deslavazada, desvirtuada y completamente inoperante en las formas y en los tiempos.

Aún así no tenemos que olvidar que el peligro es real.

Internet es un pieza clave en el proceso de desmantelamiento de los poderes fácticos, de un poder caduco y cuestionado en su totalidad. Estos poderes luchan sin cuartel para destruir Internet tal como lo conocemos y arrebatárselo a la gente.

La excusa del copyright, la guerra al compartir es solo el principio, el banco de pruebas para ofensivas cada vez más articuladas y virulentas. Por eso en esta ley se intentan asentar doctrinas, memes, que preparan el terreno de futuros ataques.

La ley Sinde-Wert es una ley llena de falsedades y manipulaciones desde sus primeras páginas:

Así que a “España” llega la ley #SindeWert pero no llega Netflix porque los monopolios de la industria del entretenimiento imponen tárifas que no se imponen en ninguna otra parte del mundo para impedir el cambio de modelo. Y el gobierno los protege y alienta.

Sin embargo, como decíamos, la guerra al compartir es un banco de pruebas. A pesar, de que una gran cantidad de artistas ha caído en la trampa de dejarse utilizar para esta lucha en contra de un progreso justo y beneficioso para todos; a pesar de la cantidad de figuras del entretenimiento que no han comprendido que internet = enlace + copia: la visualización de una página web se produce porque conoces su enlace (URL) y se produce una copia (te la envía el servidor y se escribe en tu navegador). Y es por esto que prohibir una cosa o la otra es como prohibir Internet en su totalidad. A pesar de todo esto, el mensaje de propaganda no ha colado: la gente no es tonta. Este intento de desmantelar Internet ha salido rana.

Pero vienen otros. 

No es casualidad que el FBI cierre MegaUpload sin miramiento alguno hacia determinados derechos básicos de sus usuarios justo unos pocos meses antes de que MegaUpload lanzase un modelo de negocio conjunto con los artistas que hubiese dejado pálidas a todas las multinacionales del entretenimiento.

Los políticos se llenan la boca hablando de “ciberdelito” para recortar derechos básicos de y en la Red, como el derecho a manifestarse, prohibiendo recientemente el manifestarse por denegación de servicio en contra de organismo cuya actuación las personas consideren a señalar (el DDoS es en internet como el derecho de manifestarse en la calle) o intentando aprobar ACTA.

Y lo seguirán intentando.

Pero podemos hacer que el meme del Compartir se mantenga siempre claro frente a la barbarie. Los artistas tienen que poder vivir de su trabajo si así lo desean; no “si, quienes y cuándo” las industrias lo desean”. Internet nos permite nuevos modelos de negocio, nuevas prácticas de compartir, nuevas formas de organización descentralizada sin intermediarios. Los únicos que no han entendido que Compartir es bueno.

Por esto contra la Ley Sinde-Wert, contra ACTA, contra SOPA comparte, comparte, comparte!

Y para muestra un botón (o un doble clic).

  1. Nos unimos (yo también) al proyecto de desobediencia a la Ley Sinde-Wert
  2. Aquí estrenamos online la película The Best of The Oxcars que hemos presentado al Chaos Computer Congress. ¡Pásala, cópiala, compártela!
  3. Difundimos Sinde clon. Proyecto de fomento de datos abiertos y análisis de datos en web.

Si siguen así, obligando la gente a tener abogados para poder compartir, lo único que conseguirán es que nos veamos obligados a hacerlo por dinero, como con la ley seca.

Contra la Ley Sinde-Wert, contra ACTA, contra SOPA comparte, comparte, comparte!

Internet libre o barbarie.

Esta página es una web de enlaces

Esta página se une a la iniciativa de Hacktivistasdenominada Wertdeenlaces.net: Se ha elegido una obra con copyright de un socio de la SGAE, se ha enlazado su obra sin su permiso, y se accede a ser denunciado por el creador ante la comisión del ministerio de cultura encargada sin proceso judicial de tramitar las denuncias de la llamada Ley Sinde-Wert.

A partir del 1 de marzo (día en que entra en vigor la ley), el autor presentará una denuncia a la comisión incluyendo a todas las páginas que hayamos enlazado su obra. Tienes más detalles y explicaciones sobre la acción en las preguntas frecuentes de la página.

A continuación, el enlace:

Bájame

Más referencias a la iniciativa de Hacktivistas

Hoy, primer día en el que la red deja de ser libre en España y pasa a estar regulada por una comisión administrativa dependiente de un ministerio, la iniciativa de Hacktivistas a la que me he adherido y que podría culminar con el cierre de esta página ha sido recogida en varios medios interesantes por su difusión, incluyendo alguno internacional:

En la denuncia, junto a la mía, figuran otras doscientas páginas más. El que esa lista esté compuesta por doscientas páginas, y no por veinte mil o por doscientas mil, puede seguramente explicar muchos de los problemas que nos han traído hasta aquí. Muchas gracias a Hacktivistas y a Eme Navarro por organizar esto, y a todos los que, como yo, os habéis metido en este lío. Ya veremos cómo salimos.
(Todo este Post es un copia literal (Copy & Paste) del Blog de Enrique Dans)

El movimiento se demuestra andando y ya son horas de que comencemos esta caminata.