¿Por qué esperamos más de la tecnología y menos el uno del otro?

Sherry Turckle,  the cover of WIRED.Sherry Turkle en 1996 dio su primera charla TED, Celebrating our life on the internet, estaba muy emocionada como psicóloga, viendo todo lo que la gente podría aprendender en el mundo virtual que se abría paso y aplicarlo al mundo real. Esta aparición la llevó a ser portada de la revista Wired, su libro “Life on the screen” fué toda una revelación para los “apóstoles de la tecnología”.

Sherry Turke hablaba sobre la relación máquina/hombre:

Necesitamos saber que funciones pueden ser realizadas mejor por una máquina.

Por ejemplo, son muy buenas (las relaciones máquina/hombre) en aspectos de entrenamiento o como proveedoras de información, pero existen otros aspectos del aprendizaje, relacionados con el ánimo y las relaciones, para las que podriamos preferir a otra persona. La mayoría de las personas no querrán que una máquina les informe de una muerte, porque se considera un momento sagrado que debe compartirse con otra persona. Lo mismo al despedir a alguien.

 Inicialmente el ordenador era una especie de reflejo de la transparencia y del análisis y tanto las máquinas como los lenguajes de programación se enfocaban al cumplimiento de este ideal.

Los modelos computacionales de hoy (referido a 1996), están más cerca de los ideales posmodernos, y muchas de las ideas expuestas por Lacan, Foucault, Deleuze y Guattari, parecian estar encarnadas en las máquinas y aplicaciones contemporáneas. Estas aplicaciones favorecen la fluidez y multiplicidad del yo y su constitución a través de interacciones. Estas interacciones se realizan básicamente a través del lenguaje y la significación, se obtiene más que por análisis, por navegación a través de abundantes masas de información y por operaciones “Bricolage”.

Cuando la gente explora los juegos de simulación y los mundos de fantasía se conecta a una comunidad virtual, se trataría de un subproducto muy positivo de la llamada cultura de la simulación, en la medida en que se abre una posibilidad de interrelación nueva muy útil, en cuanto los ordenadores se convierten en los lugares en los que proyectamos nuestros propios dramas, de una manera que no es posible en los escenarios reales.

Pero durante su nueva aparición  en TED 2012 tenemos una nueva Shery Turkle, más crítica, reflexiva, sus esperanzas en la tecnología habian cambiado y los estudios realizados estos últimos años han echado por tierra gran parte de las creencias y esperanzas que había depositado en la tecnología.

Su nuevo libro, Alone Together, seguro que no va a ser portada de Wired, se declara emocinada todavía con la tecnología, pero tambien profundamente preocupada , hemos dejado que “nos llevara a lugares que no queremos ir“. Ha entrevistado a cientos de personas sobre sus hábitos online, y ha llegado a una inquietante conclusión: “Los pequeños dispositivos presentes en nuestros bolsillos son, psicológicamente tan poderosos que transforman lo que somos y no lo que hacemos, como debería ser el caso. “Las cosas que hacemos con ellos son extrañas, pero ya se trata de un comportamiento familiar, están tan integrados en nuestras vidas que somos incapaces de prescindir de ellos.

Nuestra “historia de amor” con los teléfonos inteligentes, ordenadores y tabletas tiene que cambiar. Nos da la sensación de estar en compañía sin tener que someternos a las exigencias de la amistad. “Cada vez esperamos más de la tecnología y menos de los humanos. Alimentamos las relaciones que controlamos, las digitales

Pensamos que estamos solucionando los problemas, sin darnos cuenta que la interacción digital constante bloquea nuestra capacidad de auto-reflexión. “La gente quiere estar con el otro, pero también en otros lugares. Queremos controlar exactamente la cantidad de atención que nos prestan y prestamos a los demás, ni demasiado, ni demasiado poco. Sherry Turkle lo llama, Goldilocks effect (efecto Ricitos de oro). Sin embargo, estas distancias hacen que algunas personas se sientan bien en determinadas situaciones, por ejemplo una sala de juntas, puede ser totalmente desasosegante.

Sherry Turkle entrevistada por Stephen Colbert

Stephen Colbert, le preguntó: ¿Todos esos pequeños textos que son los tweets, esos pequeños sorbos de información, se suman a una gran “marea” de conversación real?, su respuesta fué NO. Todos estos pequeños retales de información funcionan muy bien para muchas cosas, pero que no realizan una verdadera función, necesaria para el establecimiento de las relaciones humanas, cuyo objetivo debe ser aprender el uno del otro. Aún más, “Usamos las conversaciones con los demás, para aprender a tener una conversación con nosotros mismos.”“Apaguen sus teléfonos y empiecen a vivir”

Nuestra vida real ha sido truncada por nuestra existencia digital.

… que habría de normal en que cada uno llevásemos una TV y estuviéramos mirando constantemente para ver la programación.

La gente desea una versión avanzada de Siri, un amigo que va a escuchar cuando otros no lo harán. La sensación de que nadie está escuchando nos hace querer pasar más tiempo con latecnología, las páginas de Facebook, los robots y otros. “¿Hemos perdido la confianza en el otro “ser humano”?”

Cuando estaba realizando una investigación en un hogar de ancianos, vió a una mujer que acababa de perder a un niño, tan solo interaccionama con su ordenador, sentía “empatía” por algo que parecía responder a su desasosiego . El personal estaba asombrado. Sin embargo, Sherry Turkle dijo que fué “uno de los momentos más complicados y dolorosos en sus 15 años de carrera”.

Estamos diseñando tecnología que nos dará la ilusión de la amistad, sin las exigencias de la compañía, nos ofrece tres fantasias gratificantes:

      1. Atención constante.
      2. Siempre habrá un foro en el que ser escuchado.
      3. Nunca tendremos que estar solos.

Las dos primeras se satisfacen a través de las redes sociales, pero la tercera es la que nos está llevando a situaciónes emocionales de graves consecuencias.

“Psicológicamente es fundamental aprender a conversar, a negociar, a sentir empatía, a pedir perdón. Hemos “educado” a  una generación que no es capaz de pedir perdón. No es lo mismo pelearte con un amigo y enviarle un SMS o un mensaje en Facebook y seguir con tus cosas, que sentarte rete a él, sudar, sufrir y decir: Lo siento, a su vez, quien lo escucha también siente y perdona, o se enfada, pero siente. Es doloroso y complicado pero es fundamental. Es la manera en la que aprendemos construir relaciones humanas”.

“Ya no sabemos estar solos y la soledad es importantísima. Es necesaria para reflexionar, concentrarse, conocerse, …”

En TED1996 dijo: “Los que hacen la mayor parte de sus vidas en la pantalla son capaces de llegar a un espíritu de auto-reflexión.” , lo mismo ocurre ahora, es el momento de hablar de la tecnología. Estamos todavía en los primeros pasos de su diseño. “No es el momento de reconsiderar la forma en que construimos y utilizamos nuestras herramientas digitales, para construir una relación más consciente de uno mismo con ella y con nosotros mismos.

Esta relación, esta conexión constante, “¿Está cambiando la forma de pensar de sí mismos, es dar forma a una nueva forma de ser … yo comparto, luego existo“. Tenemos que cultivar nuestra capacidad para la soledad. “Si no somos capaces de estar solos, vamos a ser más solitarios. Si no enseñamos a nuestros hijos a estar solos, van a ser más solitarios “…debemos:

  1. Enseñarlo como un valor para tus hijos
  2. Aprovisionarse de espacios, tales como la cocina, para estar a solos (libres de conexiones tecnológicas).
  3. Escuchar a los demás, incluyendo las partes aburridas. “Cuando tropezamos o vacilamos o no encontramos palabras, nos revela el uno al otro, nuestro verdadero ser“.

Añado este post de Seduciendo a la tribu, en donde complementa perfectamente la información sobre esta charla TED, un gran post: Sherry Turkle: Conectados, ¿pero solos? 

ARVE Error: ID de vídeo no especificado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>